junio 12, 2024

El Popo y ‘Don Popó’, ¡explotan y sacan su lava volcánica!

El Popo y ‘Don Popó’, ¡explotan y sacan su lava volcánica!

Francisco Rodríguez*

Desde las profundidades de su ser, como incendiaria lava volcánica, emergió el verdadero y muy tóxico Andrés Manuel López Obrador.

¡Vaya semanita, la anterior! ¡El Popo y Don Popó explotaron!

Los pestilentes gases de una expropiación contaminaron el ambiente, y sembraron temor no sólo a inversionistas y a empresarios; incluso a las clases medias que, en 2012 y en 2018, tenían temor de que, llegando AMLO al poder, les confiscaran sus hogares.

O, cuando menos, los obligaran a compartir con una familia de menesterosos una o dos recámaras de su vivienda, si es que les sobraban.

Las negativas del propio tabasqueño de que tal pudiera suceder se convirtieron ya en cenizas. Como las que el Popocatépetl ha arrojado en los últimos días, sobre los valles de Atlixco, Puebla, Tlaxcala y la cuenca del Valle de México.

A diferencia de los perjuicios que provoca el volcán vecino del Iztaccíhuatl…

Las explosiones de quien comparte vecindad con la Suprema Corte de Justicia de la Nación, afectan a todo el territorio nacional.

Hay alerta roja por los sucesos emanados de Palacio Nacional; en tanto se mantiene la alerta amarilla fase 3, en los alrededores de Don Goyo. Hay, también, aprensión de lo que pudiera surgir de los dentros de AMLO. Lo mismo en Baja California, que en Aguascalientes, en Tamaulipas, en Querétaro, en Yucatán o en Quintana Roo.

Su furia desatada en contra de ocho de los once ministros de la SCJN, especialmente dirigida a la ministra presidente Norma Piña. Contaminando con su furia a legisladores cuatroteros. Muy concretamente a los pastores de esa borregada guinda:  Los poblanos Ignacio Mier Velazco y Alejandro Armenta Mier, alojados en las faldas del volcán, al que miran en demanda del sacrificio de uno de ellos.

¿Qué sigue?

¿Una evacuación del país? Como sucedió y aún sucede en Cuba con las explosiones de la década de los 60’s. Como ahora y desde hace ya casi 20 años pasa en Venezuela. ¿Usted qué cree?

Foto: indicepolitico.com

Muchos ya están evacuando

A finales de la década de los 80’s me encontré en el foyer de un teatro en Manhattan a Agustín Barrios Gómez quien, por aquella época, se desempeñaba como cónsul de México en Nueva York.

— ¿Qué haces acá? –me preguntó– ¿Sigues viviendo en Mexiquito?

Y ante mi respuesta en sentido afirmativo, me espetó:

— ¡Vete rápido de ahí! ¡Vende y emigra! Pronto se va a convertir en una nacioncita más de África Latina.

Tenía razón el excomentarista metido a diplomático.

Porque hoy, azuzados por la violencia –masacres y millares de asesinatos, levantones, desapariciones y secuestros– que desde el poder central es apapachada con abrazos desesperanzados por la ausencia de oportunidades. Que no se mitigan con las llamadas ayudas sociales.

Que los de chalecos guinda dicen a los beneficiarios les hace llegar el magnánimo Presidente López Obrador. Son cientos de miles quienes ya intentan huir por la frontera norte, pero que son rechazados por las cada vez más rigurosas leyes migratorias de lo poco que ya queda del imperio.

Son decenas de miles, también, quienes con mayores posibilidades económicas invierten en países extranjeros para conseguir “visas doradas”, residencias temporales o hasta dobles ciudadanías.

El país se está vaciando

La destrucción de México –me escribe una colega feminista– está cada día más cerca de lo que pensamos. La dictadura es una consecuencia de años de corrupción…

… de la desgraciada ignorancia por el acuerdo del gobierno para mantener un lastimero sistema educativo nacional, que produce comaladas de pobres sexenalmente. Un país sin educación cívica, donde se aceptó como sistema la tranza, el uso del tráfico de influencias, la ‘mordida’ y donde se ve como natural la corrupción gubernamental, pues no importa que roben, mientras hagan algo.

No podíamos esperar nada peor, cuando un traficante de emociones y de vidas e instituciones tomó el poder. Ese pueblo ignorante, abandonado, traficado antes, lo adora. Es su fiel reflejo. Así fue como perdimos a nuestro amado país. Mejor irse de esta tierra. ¿A dónde? ¿Con qué?

Foto: Mizter_X94

Indicios

¡Cierto! Por muchas razones fue que la ministra presidente de la SCJN, Norma Piña se equivocó al enviar un mensaje vía WhatsApp al senador Alejandro Armenta. En primer lugar porque éste no tiene el mismo nivel que ella.

Pero también, porque no usó los canales oficiales adecuados para hacer su reclamo –no fue amenaza– a este personaje comparsa y/o patiño de AMLO que no representante popular. Hay que reconocer, empero, que la titular del Poder Judicial aceptó su error públicamente, lo que muy pocas veces se ha visto en ningún otro personaje público. 

A últimas fechas se ha ligado a Higinio Martínez y a su pupila Delfina Gómez con el cartel Guerreros Unidos. Por eso llama a extrañeza que ni en Palacio Nacional ni en ninguna instancia del Movimiento de AMLO haya habido reclamos porque, hace unos días, un juez federal haya absuelto a Sidronio Casarrubias Salgado, presunto líder de ese grupo criminal acusado por el delito de delincuencia organizada.

¿Y sabe usted por qué? Pues porque, para no variar, la Fiscalía General de la República del ineficaz Alejandro Gertz ¡no demostró la existencia de esa organización delictiva a la que también se acusó de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa! Increíble, pero cierto.

Las protestas, mítines y plantones cuatroteros frente a la sede de la SCJN llegaron a su máximo este último sábado, con el abrumador acarreo de funcionarios y tropa de Veracruz, encabezados por el impresentable y gangsteril Cuitláhuac García.

Los ataúdes con los nombres de los ministros que sí sustentan que la ley es la ley y los insultos y agresiones a reporteros de la organización Radio Fórmula, ya tocaron los linderos de lo reprobable e inaceptable.

A nadie debe extrañar…

El también muy vergonzoso acto del organismo electoral mexiquense que de ninguna manera puede ser llamado debate. Debido a las condiciones impuestas por la candidata del Movimiento guinda, las dos contendientes se dedicaron a leer los guiones que sus asesores prepararon para cada una de ellas. La profesora Gómez enmudeció el par de ocasiones en las cuales la candidata aliancista Alejandra del Moral intentó provocar la lid.

En nuestra nación, a diferencia de la mayoría de los países sajones, en las escuelas no enseñan a debatir. Durante décadas los políticos “a la mexicana” surgían no de los debates, sino de concursos de oratoria. Ganaba y hacía carrera “política”, aquel que engolara más la voz… pero cuando menos memorizaban y no leían lo que otros les escribían en cuartillas.

También llama la atención que la Marina Armada de México haya tirado la toalla en las aduanas fronterizas. ¿Exigencia de Estados Unidos por el mentado fentanilo que sí se produce aquí con precursores enviados desde China? ¿Alguna tranza por ventilar? ¿Compromiso presidencial con la delincuencia organizada que gustosa las tiene otra vez en sus manos? ¿Quién lo explica?

Y por hoy es todo. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

*Índice Político
*Amplia experiencia en los medios y en la industria de la comunicación.
*Experto en Negociación, Habilidades Analíticas, Gobierno, Publicidad y Gestión de Eventos.
*Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNAM.
*Redes sociales:  https://www.indicepolitico.com/ indicepolitico@gmail.com/ @IndicePolitico/ @pacorodriguez
Fotos: Alexas_Fotos/indicepolitico.com/Mizter_X94

About The Author

Maestra en Periodismo y Comunicación; directora de noticias, editora, jefa de información, articulista, reportera-investigadora, conductora y RP. Copywriter de dos libros sobre situación política, económica y narcotráfico de México; uno más artesanal de Literatura. Diversos reconocimientos, entre ellos la Medalla de plata por 50 Aniversario de Radio UNAM y Premio Nacional de Periodismo, categoría Reportaje.

Related posts