mayo 21, 2024

Las complicidades entre el autor-texto y lector

Las complicidades entre el autor-texto y lector

Decía Somerset Maugham que adquirir el hábito de la lectura es construirte un refugio para prácticamente todas las miserias de la vida.

Rubén Darío*

Entendía Maugham que leer, era una manera de aislarse por tiempo indefinido de una realidad hostil y cada vez más lejos de nuestros deseos.

Me gustaría primero señalar que la lectura, como aproximación a un texto, de cualquier naturaleza, es un ejercicio cada vez más universal y de indudable importancia:

Enseña, desarrolla y fomenta la imaginación, ayuda a la creatividad y se constituye como una de las formas de comunicación y conocimiento más trascendentales para la interpretación y comprensión de lo que nos rodea y de nosotros mismos.

Es imprescindible señalar, además, la importante relación que se establece entre el autor-texto-lector, pues esta va a determinar, en gran medida, la comprensión y asimilación de la información que voy a recoger.

Dentro de este proceso

Resulta casi inevitable subrayar también, la escritura y sobre el propio texto escrito. Si duda, es el lector, con sus posibilidades des-codificadoras, y habilidades para desentrañar el contenido del texto, el protagonista final de la cadena de comunicación y conocimiento, pero ello no resta el papel determinante que desempeñan el resto de los componentes.

El texto se convierte así, en la rueda sobre la que giran el lector y el autor. En este aspecto, es importante destacar el valor que tiene el lector en esta relación que, gracias a la estética de la recepción, ocupa un lugar más visible.

Se le considera como un elemento fundamental de la comunicación escrita. Esta nueva posición de la que goza el lector le permite, además, de ser un sujeto real, convertirse en un lector implícito dentro del proceso de escritura, con sus diferentes facetas y sus confabulaciones con el autor.

A través de la lectura de textos literarios

El lector se convierte en un cómplice del narrador, la lectura le facilita apropiarse o desligarse del texto en la medida en que el lector vaya reconociéndose, en ese inmenso espejo frente a él.

Por eso, es importante tener en cuenta que la lectura es una actividad y un proceso de relaciones en la que cada componente tiene su propio protagonismo; una dialéctica centrada entre un autor, un lector y un texto, donde conversan una serie de estrategias para llegar a un determinado fin.

*Director de eventos académicos del Instituto Cultural Iberoamericano.

*Presentador del programa “conversando con el profesor Rubén Darío para el ICI

*Director club de lectura las palabras no muerden. * Profesor de lengua castellana y literatura gestor cultural

*Escribe artículos sobre Literatura y Educación. Orientador Prueba – Saber ICFES

*Pedagogo desde Colombia.

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Tecnología, Migración, Espectáculos, Estilo de Vida, Cultura, Derechos Humanos, Ecología, Medio Ambiente, Futbol, Sexualidad, Nota Roja, Nota Viral y diversos temas coyunturales de México y el mundo. Tenemos la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del orbe y contamos con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts