junio 12, 2024

Marcelo Ebrad lanzó muchas flatulencias… ¡para acabar defecando aguado!

Marcelo Ebrad lanzó muchas flatulencias… ¡para acabar defecando aguado!

Francisco Rodríguez*

Dicen que los viajes ilustran… pero también hay a quienes apendejan.

Es el caso de Marcelo Ebrard quien, como canciller de la 4T, cruzó varias veces los océanos, visitó decenas de naciones ya en relación a su cargo, pero también en representación de Andrés Manuel López Obrador, cuyo provincianismo, cortedad y, sobre todo, falta de preparación y de cultura lo han mantenido alejado de los escenarios internacionales y de la convivencia con estadistas a quienes ve más grandes de lo que él es.

Con tanto jet lag acumulado, Ebrard se ha apendejado.

Cree que Morena puede y debe ser como el partido de los tories británicos y que la “corcholata” favorecida Claudia Sheinbaum puede actuar como Margaret Thatcher.

Cuando, en realidad, el Movimiento lopezobradorista es un hato de tránsfugas de otras franquicias políticas que ahí militan por conveniencia, muchos de ellos sin preparación al llegar a los cargos por una tómbola, sin ideas propias que exteriorizar, obedientes, sumisos a los dictados del caudillo.

Sheinbaum, por su parte, resume en ella todo lo anterior:

Obediente, sumisa, pero además jugando el vergonzoso papel de imitamona de AMLO, lo que la distancia cuando menos aquellas 20 mil leguas de la llamada Iron Lady o Dama de Hierro.

Y en esa confusión por tantos cambios de horario en sus desplazamientos –porque estoy seguro que muchas veces no sabía ni en qué país despertaba ni qué hora marcaban los relojes–, Ebrard cree que Morena va a dejar de actuar traposamente con acarreos, dinero público dilapidado en actos proselitistas, participación de miembros del gabinete, gobernadores y munícipes en labores proselitistas, sólo porque él así condicionó su retorno al redil de su dos veces burlador López Obrador.

¡Ni en sueños, Marcelo! Ni en sueños el partido del que AMLO es el dueño, va a dejar de actuar como partido de Estado.

Ingenuo, Ebrard también cree que la tramposa Sheinbaum va a cumplirle cualquiera que haya sido el “entendimiento” al que ambos hayan arribado, pues existen pruebas palpables que no es ella quien toma las decisiones y, en caso de que así fuera, está rodeada, acorralada, por quienes siempre han visto en el ex canciller a un enemigo, no a un contrincante, de ella.

No hay duda de que el personaje de hoy, decidió permanecer en Morena justo después de escuchar lo que AMLO dijo de él, el viernes, en Tijuana:

No puede llamarse político, señaló el tabasqueño, quien afirmó que si no se piensa en el pueblo, si no se piensa en la nación, no sirve de nada un político, no es más que un oportunista, un convenenciero, un ambicioso vulgar.

Eso y los expedientes que seguramente le armó a AMLO el fiscal político Alejandro Gertz; y los que Pablo Gómez le acercó desde la UIF.

A final de cuentas, medroso –como lo definiría Hobbes–, timorato, tras hacer durante semanas el papel de un Alfred Hitchcock –el maestro del suspense—región 4T, Marcelo Ebrard, parió un ratoncito.

O, para que mejor se entienda, fueron muchos pedos y acabó cagando aguado.

¿No cree usted?

Twitter: @m_ebrard

¿El sustituto de Claudia?

Desde que Gustavo Díaz Ordaz pensó más de dos veces quitarle la candidatura presidencial priísta a Luis Echeverría Álvarez por aquel minuto de silencio que guardó por los estudiantes asesinados en 1968, El Sistema –al que sin duda pertenece la llamada Cuarta Transformación– ha procurado tener un “sustituto”… por si las moscas.

Salió a la palestra en el caso del asesinato de Luis Donaldo Colosio. Desde que Carlos Salinas  nombró a Ernesto Zedillo, coordinador de la campaña proselitista del sonorense, muchos sabíamos –y así lo consigné en su momento– que quien dejaba la Secretaría de Educación Pública, era en realidad el sustituto… ¡Como lo fue!

Por eso es que no han faltado quienes ven, en el retorno de Ebrarad, al redil cuatrotero al sustituto de Sheinbaum… ¡También por si las moscas!

Y esas moscas zumban alrededor de la cabeza de la “corcholata” favorecida. No que se vaya a enfermar. Menos aún que –ni Dios lo quiera–, vaya a ser víctima de un atentado.

AMLO hoy sólo tiene en su “amigo” Marcelo, al posible sustituto de una campaña cuatrotera que no levanta, que ya no sólo se quedó estancada, sino que empieza a caer por la debilidad manifiesta de aquella a quien entregó el tan traído llevado bastón sin mando.

Ni modo de que López Obrador eche mano de su “hermano” Adán López, quien quedó en cuarto lugar de las amañadas encuestas cuatroteras y que, a todas luces, lo ha desilusionado.

Menos todavía del tercero y quinto lugar que, respectivamente, ocuparon Gerardo Fernández Noroña y Ricardo Monreal.

¡Solo le queda Ebrard! ¿Será por eso que el “oportunista, convenenciero, ambicioso vulgar” –AMLO dixit—desistió de abandonar las filas cuatroteras? ¿Para ser el sustituto de Claudia? ¡Por si las moscas, claro!

Indicios

Una de dos, o la señora Sheinbaum tiene manitas de estómago o el mal fario la persigue. Todo lo que toca se descompone. Así lo puede constatar su “fiscala carnala” Ernestina Godoy quien, seguramente, recibió órdenes de ella para espiar a sus contrincantes políticos, tanto en las filas de la oposición como dentro de Morena.

Y ahora que la pobre encargada de dizque procurar justicia en CDMX quiere reelegirse, ha quedado marcada no sólo como chivata, también como mentirosa contumaz al tratar de desvirtuar fallidamente el reportaje del diario The New York Times que, en un reportaje, confirmó lo que antes ya había denunciado el panista Santiago Taboada.

Por cierto que el alcalde con licencia de Benito Juárez no va solo como pretendía Marko Cortés. Alejandro Alito Moreno dijo, ¡alto ahí, no se adelanten!, y sacó a relucir el nombre del alcalde priísta en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava; mientras que Jesús Zambrano dijo no hagan menos a Luis Espinosa. También levantó la mano Sandra Cuevas, alcaldesa en Cuauhtémoc. ¿Serenos morenos?

Con un evento apoteósico celebró Pedro Haces los 15 años de la fundación de su central obrera conocida por sus siglas CATEM. El evento, en la Arena Ciudad de México.

Lastimero, haciéndose la víctima, López Obrador se quejó en su matiné de este martes de que nadie ve sus fotografías al lado de los damnificados del huracán Otis, aunque reconoció que no ha recorrido las colonias devastadas en Acapulco, porque le pueden sembrar provocadores y no permitirá que lo ninguneen.

Lo que quieren es el espectáculo, es que si voy a la Colonia Renacimiento, en Acapulco, me van a mandar a 10 o 20 provocadores con la televisión. Si no he ido por eso y en Azteca hicieron unos reportajes y le abrieron el micrófono a gentes (sic) para que me mentaran la madre, entonces no puedo exponerme.

No es Andrés Manuel, si se tratara de Andrés Manuel respondería yo, como cuando estábamos en la escuela, como cuando estaba yo estudiando en Tepetitán, que había algo y decíamos ‘a la salida nos vemos’, pero no. Soy el Presidente de México, tengo que cuidar la investidura presidencial, no soy Andrés Manuel, soy el Presidente y no puedo permitir que nadie me ningunee, o sea, prestarme, caer en una provocación, eso es lo que quieren.

Todo ello, aunque ya enfangó la dichosa investidura al día siguiente de la incidencia del fenómeno meteorológico.

Han hecho mofa de Xóchitl Gálvez luego de que el domingo interrumpió su discurso por haberse apagado el teleprompter donde lo leía. Lo que apenas reveló la propia ya casi precandidata del PAN, PRI y PRD es que sabotearon el evento al cortar el cable del aparato. ¿Quién podrá haber sido?

Y por hoy es todo. Le deseo, como siempre, ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

*Índice Político
*Amplia experiencia en los medios y en la industria de la comunicación.
*Experto en Negociación, Habilidades Analíticas, Gobierno, Publicidad y Gestión de Eventos.
*Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNAM.
*Redes sociales:https://www.indicepolitico.com/ indicepolitico@gmail.com/ @IndicePolitico/ @pacorodriguez
Fotos: Alexas_Fotos/Twitter: @m_ebrard/

About The Author

Maestra en Periodismo y Comunicación; directora de noticias, editora, jefa de información, articulista, reportera-investigadora, conductora y RP. Copywriter de dos libros sobre situación política, económica y narcotráfico de México; uno más artesanal de Literatura. Diversos reconocimientos, entre ellos la Medalla de plata por 50 Aniversario de Radio UNAM y Premio Nacional de Periodismo, categoría Reportaje.

Related posts