enero 31, 2023

Mucho más que el punto G

Mucho más que el punto G

Cuando hablamos del placer erótico femenino, generalmente se piensa en el famoso punto G. Empero, señalan los sexólogos, el cuerpo femenino guarda muchas sorpresas más vinculadas a sus zonas erógenas.

¿Acaso has escuchado hablar de los puntos A, el K o el U? Si no estás informado sobre el tema, te recomendamos a leer este artículo donde conocerás partes muy específicas de la zona genital de las féminas, que podrán llevarlas a nuevos lugares para su placer sexual.

Una pareja, cuanto más se comunica y practica el sexo, más conexiones erógenas logra y los orgasmos pueden ser más placenteros e intensos.

El punto A

Se trata de un área vaginal profunda que se encuentra en la parte superior del canal vaginal, en la hendidura donde el cuello uterino desciende y forma un espacio abovedado entre éste y la vejiga. Está conectada al clítoris indirectamente a través de las conexiones de la esponja uretral.

Para encontrarlo, necesitas encontrar la punta del cuello uterino, ya sea con la mano o con un juguete. Llegando al final de la vagina, se sentirá la punta del cérvix, que será suave y bulbosa.

El punto G

O punto Gräfenberg, en honor al ginecólogo alemán que lo descubrió; es una zona de excitación muy sensible. Corresponde con la zona donde se ramifica el clítoris interno junto con la esponja uretral, que está rodeada de tejido eréctil, y de glándulas que se llenan de una sustancia fluida cuando se excita.

El punto K

Punto de Kundalini: Se considera una energía divina que se encuentra en la base de la columna vertebral.

El punto K es el área situada alrededor de la base de la columna vertebral, donde el plexo sacro está dotado de muchas terminaciones nerviosas que también se cruzan con los genitales.

El punto U

Recibe su nombre de la uretra y corresponde a la zona que rodea el orificio uretral entre el clítoris y el orificio vaginal. Es una zona muy sensible para la mujer, corresponde con los sensibles nervios uretrales, así como con los bulbos del clítoris y el punto G a través de la esponja uretral.

La mejor manera de estimular este punto es con una vibración focalizada con un juguete, un dedo o la lengua.

Foto: Dr-MasterMind

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Educación, Derechos Humanos, Ciencia, Sexualidad, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del orbe y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts