mayo 21, 2024

La reclamada europeización de la guerra en Ucrania: ¿Detonante de una guerra total?

La reclamada europeización de la guerra en Ucrania: ¿Detonante de una guerra total?

Elisabeth Hellenbroich, desde Wiesbaden, Alemania*

La autora de este artículo asistió recientemente a una conferencia de antiguo diplomático estadounidense quien trabajó en Berlín. La ponencia fue en torno a las consecuencias para Alemania de una eventual derrota en Ucrania en la guerra contra Rusia. Su planteamiento es el de que los europeos son inherentemente incapaces de mantener el actual orden mundial (con la idea implícita de que solamente los EUA son capaces de hacerlo), resaltando que el 2024 será un “año fatídico” para Ucrania.

En tanto Occidente no tenga una idea “unificada” sobre la manera como podría concretarse una “victoria” ucraniana en términos estratégicos, la decisión sobre si dejamos a Rusia derrotar a Ucrania es “nuestra responsabilidad”. Destacó particularmente el rol especial de Alemania, quien no solamente envió grandes cantidades de armas a Ucrania, sino su participación activa en el entrenamiento de soldados ucranianos. Por ende, dijo, “es extremadamente importante prepararse para una guerra con Rusia…Alemania debe prepararse para una guerra contra Rusia”.

La Guerra de los espías

En este contexto, es relevante un artículo publicado en el New York Times el pasado 25 de febrero, titulado “La Guerra de los espías: la manera en que la CIA ayuda secretamente a combatir a Putin”. El texto de los periodistas Adam Entous y Michael Schwirtz es una bomba, pues por primera vez la gran prensa estadounidense admite la veracidad de las afirmaciones hechas por el presidente ruso Vladimir Putin, de que Occidente preparó y en parte orquestó la guerra en Ucrania.

Según ellos, en los últimos ocho años la Agencia Central de Inteligencia (CIA) construyó “redes de bases de espionaje” en Ucrania, incluyendo 12 lugares secretos a lo largo de la frontera con Rusia, describiendo con lujo de detalle la estrecha cooperación de inteligencia ruso-ucraniana:

Estas redes de inteligencia son más importantes que nunca, puesto que Rusia está a la ofensiva y Ucrania depende de hacer sabotaje y de atacar con misiles de largo alcance, lo cual requiere espías mucho más al fondo de las líneas enemigas. Y ellas están cada vez más en riesgo: si los republicanos en el Congreso acaban con el financiamiento militar a Kiev, la CIA podría reducir sus actividades.

Escrito en la pared para Europa

En 15 de febrero le tocó el turno al general de reserva Harala Kujat, expresidente de la Comisión Militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y ex-inspector general de la Fuerzas Armada Alemanas. En una conferencia impartida en el Instituto Eurasia de Berlín, advirtió que la guerra en Ucrania es solamente un “preludio” de una confrontación real de los EUA y China, y que los EUA están cometiendo un “error estratégico” al involucrarse en dos guerras frontales tanto en Ucrania y en el Oriente Medio. Para él, esto representa una señal de alerta en la pared para Europa, calificando además a Alemania de ser apenas una “pieza en el tablero del ajedrez geopolítico”.

Citó entonces al estratega estadounidense George Friedman, quien al final de la Guerra Fría afirmó que Alemania y Rusia en conjunto podrían ser una amenaza para los EUA, con la combinación de capital y tecnología alemana ligados al potencial de recursos de Rusia.

Para Kujat, la guerra en Ucrania fortaleció la formación de bloques geopolíticos. De un lado, el occidente –EUA, Europa y sus aliados principales; del otro, China-Rusia y el grupo BRICS, éste último representando a 3 800 millones de personas con un Producto Interno Bruto (PIB) superior al del G-7, y sus miembros negociando cada vez más en monedas nacionales. Además, hay más de 30 países en fila para su adhesión.

Foto: Pixabay

Haciendo un breve recuento de los aspectos causantes de la guerra, Kujat reflexionó sobre las razones del creciente deterioro de las relaciones EUA-Rusia. Una de las causas fue la “cancelación unilateral” estadounidense de varios acuerdos de control de armas. En 2022, el Tratado ABM de misiles antibalísticos. Luego, la instalación de sistemas de defensa antimisiles en Europa (Rumania y Polonia fueron seleccionadas para ser sede del “escudo” contra misiles iraníes –E.H). En 2019, el Tratado de Armas de Alcance Intermedio (INF) se canceló. De acuerdo con Kujat, los EUA no le dejaron otra salida, que no fuera el desarrollo de sus propios potenciales nuclear. En 2020, los EUA cancelaron el Acuerdo de Cielos Abiertos.

En 2021, el Tratado de Misiles Estratégicos Intercontinentales (Nuevo START, cuestión de interés directo de los EUA en relación a Rusia, se prorrogó por otros cinco años. En relación a Ucrania, hubo un viraje en la política de seguridad durante la cumbre de la OTAN en Bucarest en 2008. En tanto la propuesta estadounidense de convertir a Ucrania y a Georgia en miembros de la OTAN fracasó, el comunicado final de la cumbre incluía una vaga promesa de adhesión futura de Ucrania. 

Guerra que pudo ser evitada

Kujat resaltó la presencia de individuos en los EUA convencidos de que la guerra podría “haber sido evitada”. Amplió diciendo que, seis semanas después del inicio de la guerra, delegados de Ucrania y Rusia se reunieron en Estambul, resultando en un esbozo de acuerdo de finales de marzo de 2022. Entre otras medidas, se estableció que las tropas rusas de retiraran de Ucrania (excepto de Crimea y de las provincias de Donbass) y así Kiev asumiría una posición neutra. Sin embrago, debido a las fuertes presiones de los EUA y de Gran Bretaña, el acuerdo no fue firmado por el presidente Volodymyr Zelensky.

A partir de entonces, Ucrania a pasé a ser enteramente financiada por Occidente y, mientras la guerra siga, será totalmente dependiente del apoyo militar y económico externo. Y, ante la posibilidad de la no aprobación por el Congreso de los EUA del paquete de ayuda militar 60 mil millones dólares, Kujat alertó, “ahora, se supone que Europa deberá substituir completamente a los EUA” (¡!).

“En consecuencia, la europeización de la guerra dio un gran paso al frente”, afirmó. Los EUA cuidan de las tareas de preparación, entrenamiento y reconocimiento para Ucrania, todo hecho operativamente desde el Cuartel General (QG) del Ejército de los EUA situado en Wiesbaden, Alemania. Ahora, también hay individuos en este último país haciendo propaganda en voz alta para golpear directamente el territorio ruso con el misil de crucero alemán Taurus, observó. Entretanto, los ucranianos perdieron esencialmente la capacidad para “una ofensiva terrestre total” y, desde octubre, las fuerzas armadas rusas han avanzado y tomado ventajas.

De tal manera, resaltó Kujat, permanece abierta la cuestión de si Guerra la guerra en Ucrania podría convertirse en la gran catástrofe seminal del siglo XXI (de forma semejante a la I Guerra Mundial calificada así por algunos historiadores).

Fotos: ELG21/Pixabay

About The Author

Maestra en Periodismo y Comunicación; directora de noticias, editora, jefa de información, articulista, reportera-investigadora, conductora y RP. Copywriter de dos libros sobre situación política, económica y narcotráfico de México; uno más artesanal de Literatura. Diversos reconocimientos, entre ellos la Medalla de plata por 50 Aniversario de Radio UNAM y Premio Nacional de Periodismo, categoría Reportaje.

Related posts