junio 25, 2022

Los medios de comunicación públicos en la cuarta transformación en México

Los medios de comunicación públicos en la cuarta transformación en México

 

Javier Esteinou Madrid

[…] Además de las definiciones sobre las características que debería tener el proyecto de medios públicos de comunicación en México, la gran pregunta que quedó por despejarse mediante hechos concretos, es si ¿con el nuevo cambio de régimen político que experimentó el país desde el 1° de julio de 2018 a la fecha, solo se pasará de la tradicional fórmula de la televisión privada mexicana que apostó por impulsar el modelo de “comunicación para los jodidos”, a estimular la nueva fórmula propagandística de difusión de la Cuarta Transformación para la creación del culto a la personalidad del “!Me Canso Ganso!”; o se evolucionará hacia la edificación de un verdadero modelo autónomo de comunicación de Estado de servicio público que contribuya a estimular la independencia, la pluralidad, el análisis y la libertad de expresión de los ciudadanos para enriquecer el espacio de la opinión pública nacional?

Sobre dicha realidad es necesario enfatizar que la razón de existencia de los medios de comunicación públicos, no es para defender o legitimar la imagen del gobierno en turno; tampoco para competir con los medios comerciales privados; tampoco para actuar como aparatos ideológicos de Estado que protejan propagandistamente los “errores” o “desgastes” derivados del proceso de gobernabilidad; tampoco para entregárselos a los “amigos” a los cuales se les debe favores políticos o electorales; tampoco para difundir información parasitaria o basura con el fin de justificar su existencia; tampoco para crear una “cultura del consumo” rentable, etcétera; sino su misión esencial es actuar como herramientas para colaborar a construir todos los aspectos que implican la conformación del proyecto histórico de nación, de democracia, de pluralidad, de diversidad, de convivencia armónica, de ciudadanía y contribuir subjetivamente a mejorar las condiciones de vida de la población.

En este sentido, es necesario reflexionar que en la medida que el severo “principio de realidad” elemental se imponga sobre la narrativa lopezobradorista que se difunde cada mañana a través de las conferencias matutinas y muchos otros medios de difusión nacionales, demostrándose que los programas de gobierno de AMLO/MORENA no han funcionado satisfactoriamente en el ámbito del crecimiento económico, la seguridad de la población, el incremento de la inversión privada, el combate al narcotráfico, el sostenimiento de la paridad del peso, el incremento del empleo, la producción de hidrocarburos, el avance del modelo educativo, la eficiencia del sistema de salud, las múltiples demandas comunitarias, la ira de las mujeres por no atender sus reclamos, etcétera; surgirá nuevamente un gran desilusión social que producirá otro gran malestar colectivo.

Tal situación ocasionará un descenso en la aceptación mayoritaria de la figura presidencial, de su gabinete administrativo, y de su régimen de gobierno, despertando nuevamente la protesta ciudadana, que oscilará desde las manifestaciones de los núcleos pacíficos, hasta las expresiones violentas del México bronco, pues la promesa de la “nueva esperanza” morenista que ofreció intensamente construir la “otra sociedad” distinta a la que se heredó de los regímenes políticos anteriores, se habrá diluido.

Skratos1983

Escenario de fragilidad política

Ante tal frágil contexto de gobernanza surge la pregunta básica, ¿si la nueva administración pública de la “izquierda nacionalista” no fue capaz de resolver la grave problemática nacional (Infierno Mexicano), cómo el gobierno morenista administrará la nueva problemática político social que emergerá en el país?

Independientemente de las medidas contra cíclicas que aplique el gobierno de “izquierda nacionalista” para superar dicho escenario de fragilidad política, es fundamental preguntar ¿cuál será el papel que desempeñarán en los momentos de inestabilidad social los medios de comunicación de Estado de servicio público diseñados en la Cuarta Transformación? ¿Operarán como un sistema de agujas hipodérmicas o como aparatos ideológicos de Estado para inyectar la versión o la publicidad coyuntural del nuevo régimen con objeto de aminorar ideológicamente la crisis o se convertirán en espacios independientes, libres, críticos y abiertos para permitir la discusión plural de los conflictos sociales en el espacio público para buscar nuevos caminos alternativos que permitan resolver la problemática de la nación?

¿Se caerá en la gran tentación de intensificar, vía los canales de Estado, el discurso demagógico, dogmático, autoritario y oportunista para ocultar el fracaso de las “promesas morenistas redentoras” mediante la creación de una versión negadora o deformadora de los hechos con “otros datos”? ¿Estarán los medios de difusión de servicio público a favor del derecho a la información, la libertad de expresión, el derecho de réplica, los derechos de las audiencias, la transparencia, etc. que permitan ejercer el pensamiento crítico ante los errores o limitaciones estatales; o se convertirán en herramientas de instrumentación de la publicidad oficial para legitimar la crisis del régimen imperante?

Debido a ello, una de las grandes pruebas de fuego por las que atravesará la autonomía del modelo de comunicación de los medios públicos en la fase de la Cuarta Transformación, se comprobará cuando el presente gobierno enfrente las crisis estructurales y coyunturales que se derivarán del desgaste natural de la aplicación de su proyecto de gobernabilidad.

Por este motivo, para construir un sólido nuevo “Proyecto de Nación” en México no solo se deben realizar acciones económicas, materiales, políticas, jurídicas, logísticas, etc. sino que también se deben ejecutar proyectos comunicativos democráticos, dentro de las cuales ocupa un lugar central el rol de los medios públicos de comunicación de Estado. Ante ello, será fundamental elaborar diversos análisis y propuestas en distintos niveles que permitan colaborar a construir un nuevo modelo de medios públicos que posibiliten el avance civilizatorio de la sociedad mexicana y eviten que sean utilizados por cualquiera de las estructuras del poder en turno como infraestructuras ideológicas para legitimar sus deficiencias, corrupciones, fracasos, lacras e intereses grupusculares.

Históricamente, la creación de éste nuevo prototipo de comunicación de servicio público, vía los medios de difusión de Estado, no debe retrasarse más, pues ya ha esperado más de medio siglo para alcanzar su vida y de no efectuarse ahora en el ambiente de la frágil democracia que se ha construido en el país; el fantasma del autoritarismo disfrazado de “renovador”, “modernizador”, y “progresista” volverá a resurgir en el horizonte político, con sus graves vicios tradicionales de despotismo, verticalidad, discrecionalidad, hermetismo, desinformación, manipulación y descontextualización de la información, impidiendo el cambio adulto de nuestra sociedad hacia la democracia y el crecimiento equilibrado.

Por todo ello, en el camino de la transformación nacional es necesario que los grupos civiles replanteen que hacer en términos políticos para crear otro proyecto colectivo de democratización de la comunicación social que permita que los medios de información, particularmente los canales de Estado, se conviertan en instancias de comunicación de Estado de servicio público que permitan la participación creciente y plural de la ciudadanía con objeto de orientar el desarrollo de nuestra conciencia colectiva hacia la resolución de nuestros grandes conflictos de crecimiento, y no como aparatos ideológicos para eternizar el poder reinante.

De lo contrario, de no realizarse un profundo cambio en el ámbito de operación de los medios de comunicación públicos, constataremos que en el México del siglo XXI en el marco de la plena Cuarta Revolución Industrial no se logrará la Cuarta Transformación Histórica que formula el nuevo gobierno de la “esperanza del cambio”, sino lo que se reproducirá será el reforzamiento de la Republica Mediática o de la nueva República Populista que dañará severamente al Estado y a la sociedad mexicana […].

Fuente: Esteinou Madrid, Javier, “Los medios de comunicación públicos en la Cuarta Transformación de México”, Prólogo, en: “El imaginario de lo público en la radio” Coordinador: Lenin Martell Gámez, Serie Biblioteca, Universidad Veracruzana, Xalapa, Veracruz, México, 3 de noviembre de 2021, páginas 15 a 40,  http://bit.ly/EditorialUVAccesoAbierto
Fotos: MrsBrown/Skratos1983

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Educación, Derechos Humanos, Ciencia, Sexualidad, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del orbe y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts